peces koi

Ballet acuático de koi

Probablemente no merece realmente una entrada en el blog, pero bueno … me gusta compartir las cosas espontáneas y anécdotas con vosotros (para eso sirven muy bien las redes sociales, de hecho, lo he publicado también en Facebook, Google+ y Twitter).

Hoy me llamó un cliente que quería comprar unos kohaku y unos purachina (oficialmente llamados platinum ogon).

Ya sabéis que en Koi Hacienda tomamos fotos de los koi y se lo mandamos al cliente. Él luego decide tranquilamente si le gustan. Si no, volvemos a coger otros koi y enviamos fotos de la nueva propuesta hasta que el cliente esté satisfecho.

Nos pusimos a coger unos kohaku y al intentar sacar una buena foto, me hicieron un regalo: un ballet acuático. De verdad … estaban desfilando y nadando en formación … !Increíble!

koi kohaku

Koi Hacienda: Ballet acuático de kohaku

Pero con esto todavía no se termina la historia … me puse a pescar los purachina y allí también … ¡También me presentaron un ballet acuático!

koi platinum ogon

Koi Hacienda: Ballet acuático de purachina

Son detalles agradables que pasan durante un día laboral en Koi Hacienda … es un verdadero placer y acontecimientos así me alegran mucho el día.

Si también tienes algo parecido para compartir, este es un blog … abierto para tus comentarios.

 

 

 

google_plus
río shinano japón

Ojiya, Niigata, Japón

Ojiya, Niigata, Japón es considerada como la cuna de los koi. Se encuentra a unos 250 km al noroeste de Tokio y tiene aproximadamente 40.000 habitantes principalmente dedicados al negocio de los koi.

Ojiya Niigata Japón

Ojiya, Niigata, Japón … la cuna de los koi

 

Ojiya parece un pueblo ya que es muy extensa y la población la consideraría más bien rural. Lamentablemente no puedo decir mucho de la naturaleza en este área, ya que solamente lo conozco en la época de frío y de nieve. No obstante me impresionó siempre el río que tenemos que cruzar para adentrarnos a las montañas donde un gran número de criadores tienen su origen. El río Shinano es el más largo de todo Japón e impresiona por la anchura de su cauce.

Realmente no hay mucho que visitar en Ojiya mismo, excepto el Museo de los Koi (el cual – lo reconozco honestamente – todavía no he pisado, ya  vemos tantos koi maravillosos todos los días).

Ya que una imagen dice más que mil palabras, os dejo aquí algunas fotos como por ejemplo de las extraordinarias tapas de sumidero. Para un día festivo (no he podido averiguar lo que celebran) hacen huecos en la nieve e iluminan toda la calle con velas – precioso. Abajo derecha, una imagen del cementerio. Muy curioso es que en Ojiya tienen fuentes calientes que utilizan para “regar” las calles para fundir la nieve. De este modo las calles casi siempre están transitables – excepto cuando hay nevadas fuertes.

Ojiva la cuna de los koi

Ojiva … algunas impresiones

Como había dicho anteriormente, yo – de momento – solamente conozco la zona con mucha nieve. Pero muuuuucha … para haceros una idea, aquí algunas imágenes. Lo que más me fascinó era el bambú. Hasta ahora siempre lo había asociado a climas tropicales y ahora lo veo aquí en montones de nieve. Y lo más fascinante: Nada de quemado, si no en un precioso y sano verde. Las fotos de abajo muestran Thierry (mide 1,86 m), un templo budista en Ojiya, paisaje nevado y el trabajo enorme de quitar masas de nieve del tejado de una casa.

nieve en Ojiya

Nieve en Ojiya y alrededores

 

Para terminar unas curiosidades que con mi mentalidad europea me han llamado la atención:

1. al llegar a un (buen) restaurante, encontrarás antes de entrar en el comedor, un armario en el cual debes depositar tus zapatos

2. en la entrada de nuestra habitación en el hotel, el sitio donde debes “aparcar” tus zapatos y zapatillas para llevar dentro de la habitación

3. “contenedores” de basura …

4. delante de un (buen) hotel una consigna para paraguas

mentalidad japonesa

Curioso … para una mente europea

Quizás con esto os he podido acercar Ojiya, Niigata, Japón un poco más. A ver qué nuevas impresiones obtendremos en el viaje 2016.

p.d. la imagen de la portada muestra el río Shinano

google_plus
enfermedades koi

Mi koi está enfermo. ¿Es verdad?

¿Qué hacer cuándo mi koi no come?

¿Qué hacer cuándo mi koi se frota?

¿Qué hacer cuando mi koi respira nerviosamente?

¿Qué hacer … ?

Calma.

Hacer exactamente lo mismo que hiciera un médico con Usted o su hijo: Analizar el problema.

Para un koi sano cuenta exactamente lo mismo como para un ser humano: una vida saludable en un ambiente saludable con una dieta saludable:

  • una vida saludable (sin estrés p.ej. por un estanque superpoblado)
  • un ambiente saludable (en un estanque con óptimas condiciones de agua)
  • una dieta saludable (con comida de calidad adaptada para su tamaño y las estaciones)

Así de “fácil” …

Igual que el ser humano, el koi está rodeado de agresores (parásitos, bacterias, virus etc.). Teniendo en cuenta los tres parámetros mencionados arriba, esos agresores no son peligrosos y no dañarán nuestro koi. PERO … cuando los componentes para la salud llegan a un desequilibrio, el pez puede enfermar.

enfermedades koi

Mi koi está enfermo

Recuerda: Prever siempre es más efectivo que curar. Por ello, observar sus koi es esencial, siempre y cuando se hace de una manera moderada. Es decir ni exageradamente (preocupándose porque un koi no nada igual de rápido que los otros) ni despreocupadamente (solo mirarlos detenidamente 1 vez por semana). Como siempre, la solución está en el equilibrio.

Si uno o varios de los siguientes síntomas ocurren durante varios días (3 o más) o a varios koi a la vez, entonces debería reaccionar:

  • frotarse (contra muros, contra la aireación, contra piedras …)
  • saltar del agua (el koi NO es un delfín! Si un koi salta a la superficie, NO es señal de alegría)
  • nadar constantemente contra el inlet de agua / aire
  • apartarse del resto del grupo
  • rechazar comida

A partir del momento que estamos seguros de que “algo no va bien”, tenemos que averiguar la razón.

NUNCA administra ningún medicamento o producto a tus koi, si no estás segur@ de la razón del malestar.

 

enfermedades koi

Koi Hacienda: koi inflado

Aquí te indicamos las preguntas más importantes para encontrar la razón del problema:

  • Funciona bien el filtro?
  • Funcionan bien las lámparas ultravioletas ? (tienen una duración de vida limitada !!!)
  • Hay suficiente oxigeno ? (en verano necesitan mucho más)
  • Cómo están los valores del agua ? (ver apartado específico en la Academia de Koi Hacienda)
  • Has utilizado algún producto (p.ej. contra algas)?
  • Has introducido alguna planta acuática nueva?
  • Has introducido algún koi nuevo?

Si aquellas preguntas no te han llevado al origen del problema, entonces hay ir más al detalle con el microscopio. No es precisamente un aparato que todo el mundo tiene en casa. No obstante es necesario para analizar a fondo el problema. Quizás conozca algún médico o farmacéutico que se lo podría prestar (tomar una muestra y ir allá no sería aconsejable, ya que la duración de vida de parásitos fuera del agua y fuera del pez, es muy reducida).

¿Cómo tomar una muestra de mucus?

  • Coger el koi
  • Coger el koi con manos mojadas o con guantes quirúrgicos (latex muy fino)
  • Coger el portaobjetos
  • Pasar el portaobjetos suavemente por el koi, empezando detrás de las branquias en dirección hacía la cola
  • Comprobar que haya obtenido mucus, si no, repite la acción en otro lugar del cuerpo del koi
  • Cubre el mucus con un cubreobjetos
  • Utiliza la ampliación 200 del microscopio (algunos parásitos son muy pequeños p.ej. costia)
  • Si encuentras más de 7 parásitos, debes actuar (1-3 parásitos = inofensivo, 4-7 parásitos = debe observar)

Continuaremos escribiendo sobre enfermedades koi y cómo remediarlos.

 

google_plus
como coger un koi

El arte de coger un koi

Es un verdadero arte de coger un koi … pero la gente que no lo haya intentado, no lo puede entender.

Y todos los que han tratado coger koi en un estanque de ciertas dimensiones, saben de lo que estoy hablando.

Utilizo el término “coger” un koi en vez de “pescar” un koi ya que a mi me viene la imagen de un pez con el anzuelo colgando de una caña de pescar. Tampoco quería usar “atrapar” un koi porque da un aire de capturar, de secuestrar.

Es un arte más que un mero método. Un método o una táctica es un proceso claramente definido, siguiendo unas instrucciones para conseguir un determinado resultado.

Aquí también queremos obtener un determinado resultado – el koi – pero no es un método … es más bien una actitud ante la vida. Si te acercas con estrés al estanque para cogerlo, no lo conseguirás. O por lo menos con mucho más esfuerzo y mucho más tiempo.

El video que te dejo abajo, te juro que no lo hemos retocado, recortado o modificado de ninguna manera. Teníamos que coger este koi para apartarlo para un cliente y en el momento que Thierry cogió la red, se me ocurrió filmar. Nada más y nada menos. Y tal y como gravé el video, os lo publico aquí (obviamente con su introducción, su marca de agua etc. pero sin trucos ni trampas).

Los que habéis estado en Koi Hacienda, veis que es el estanque principal. Tiene 70.000 litros y una profundidad máxima de 2,70 metros. Es decir … hay espacio suficiente para escaparse.

Desde empezar hasta introducir el koi en otro estanque transcurren 1 minuto y 20 segundos. Es un tiempo récord en estas circunstancias (es decir teniendo en cuenta las dimensiones del habitat) que solo se puede conseguir con una actitud pacífica, respetuosa y equilibrada. Lo que los japoneses llamarían “zen”.

¡ Enhorabuena Thierry !

google_plus
Viaje a Japón

Viaje a Japón para seleccionar koi

La cuenta atrás comienza para nuestro viaje a Japón. Un año más emprenderemos camino a la cuna de los koi – la ciudad Ojiya en la “provincia” de Niigata al Noroeste de la isla nipona.

El miércoles día 10 de febrero el avión de Málaga sale a las 9h35 para llevarnos primero a Paris. Hay varias posibilidades de llegar a Tokio, pero suele ser con una escala en uno de los grandes aeropuertos de Europa (Amsterdam, Frankfurt …). Los que ya han estado en el aeropuerto de Paris Charles de Gaulle pueden confirmar que es enorme y algo desconcertante … aunque tenemos 1,5 horas para cambiar de terminal, en Charles de Gaulle es todo un desafío y estaremos contentos al estar en el avión a Tokio.

Mientras vosotros os prepararéis para ir a comer, nosotros nos acomodaremos tanto físicamente como mentalmente para pasar 20 horas en nuestro sitio que no será más que 1 metro cúbico.

viaje a Japón

Viaje a Japón: vista desde el avión durante el descenso al aeropuerto de Narita (Tokio)

Si todo sale bien, llegaremos a las 9h40 de la mañana siguiente al aeropuerto Narita – uno de los dos aeropuertos de Tokio. Y a partir de ahora, la aventura comienza.

Empezando con rellenar formularios de visado y aduana (tan acostumbrados de viajar en países Schengen que aquello nos parece muy lejano) hasta comprar billetes para el tren que nos llevará desde el aeropuerto al centro y pagar con moneda que no es Euro y encima difícil de calcular (1 € = 127 Y).

Desde Tokio Terminal – la estación de trenes en el centro – tenemos que lanzarnos a encontrar la línea de tren llamada “Joetsu Yamagata Shinkansen“. Para ello contamos con 3 ventajas:

1. La línea está indicada en verde oscuro, lo que significa una gran ayuda visual

2. Ya tenemos algunos años de experiencia

3. No tenemos prisa

Los trenes son muy futuristas y alcanzan velocidades hasta 285 km/h. A esta velocidad, los 275 km que nos quedan para llegar a Nagaoka, se alcanzan en 1h42. Si tenemos suerte, podremos ver de lejos el famoso Monte Fuji y varias estaciones de esquí. 

viaje a Japón

Viaje a Japón: Tren Shinkansen

Lo que nos impresionó en nuestros viajes anteriores en tren, es el comportamiento de los japoneses: absolutamente silenciosos. No se oía ni un móvil soñando, ni siquiera el “beep” del teclado de los smartphones.

El último trayecto de nuestro viaje a Japón solemos hacer en taxi: desde Nagaoka hasta Ojiya hay tan solo unos 20 km, pero dependiendo del tiempo se puede tardar hasta una hora en llegar.

viaje a Japón

Viaje a Japón: Dificultades meteorológicas

 

Después de más de 11.000 km hemos llegado a nuestro destino final. ¡ Con 8 horas de diferencia horaria ! Es decir, cuando nosotros hemos llegado allí sobre las 18 horas de la tarde, en España son las 2 de la madrugada (8 horas más). Simplemente al pensarlo, ya me entra sueño ;o)

Habrán más artículos sobre nuestro viaje, la selección de koi, sobre Ojiya, alguna anécdota … tanto aquí como en las redes sociales (Facebook, Google+ y Twitter).

Hasta pronto – Sugu ni (en japonés)

 

 

 

 

 

 

google_plus